El Blog de Edu

_____Hay blogs que sin hacer ruido, siguen navegando por la red de redes y aportan texto enormemente interesante: éste es uno de ellos.

viernes, 9 de marzo de 2018

Como la plata en las raíces de los Andes.

Portada de una edición cubana del ensayo Nuestra América

Por Eduardo

Hace algún tiempo en el programa televisivo “Mesa Redonda”, el politólogo hispano francés Ignacio Ramonet expuso el caso de Argentina durante los gobierno de la Fórmula K (por Kirchner), que en aquellos tiempos poseía crecimientos económicos estables, con una cobertura de empleo del 90%, sin endeudamiento externo, y donde la clase media pasó de un 10% al inicio del período Kirchnerista a un 45%, y sin embargo por un estrecho margen gana la presidencia un tipo realmente fascista, colaborador del dictador Videla.

Un hombre de 54 años como yo, que conoció lo que fue la Argentina después del golpe militar y los gobiernos neoliberales al estilo de Menem y De la Rúa, se sorprende acerca de que memoria histórica tan corta demostraron tener los argentinos que votaron por Macri en las presidenciales, y luego en las elecciones regionales. Como casi siempre pasa, los integrantes de la clase media, que aspiran a llegar a ser algún día oligarcas, giraron en masa siempre a la derecha. Yo cantaría como Silvio “Viva el harapo señor, y la mesa sin mantel. Viva el que huela a callejuela a palabrota y taller”.

Ya se olvidaron los argentinos del Corralito, los desaparecidos, los nietos adoptados por los torturadores, los vuelos de la muerte, el plan Cóndor, la venta de Aerolíneas Argentinas, las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida, la matanza de sus muchachos en Las Malvinas. Nosotros en Cuba también debemos sacar lecciones, porque algunos nos quieren borrar la historia, con el nuevo tumbao de las relaciones Cuba – Estados Unidos, y la historia no se debe olvidar. Se pueden cometer errores de naturaleza fatal.

Ojalá que al pueblo de la Argentina no les cueste nuevos ríos de lágrimas y sangre estas ahora eufóricas victoria de la derecha. Y abogaría además, porque en Latinoamérica las “izquierdas” dejen de estar tan divididas y comiendo tanta cáscara de piña, desgastándose en luchas fraticidas sin recordar que enfrente tienen una maquinaria mediática, económica y política que responde a los intereses hegemónicos de la primera potencia mundial, que nos sigue considerando su Backyard.

Otro error de la izquierda latinoamericana actual es caer en la ilusión de que pueden ganarle el juego a la burguesía sin sacarlos del poder. Yo fui testigo de la repartidera de dinero por parte de la oposición en vísperas de dos elecciones que viví en Venezuela, una para alcaldes y gobernadores y la otra para Diputados de la Asamblea Nacional, pero no creo que por ahí ande el efecto más nocivo. El asunto está que el dinero lo usan para el tráfico de influencias y para extorsionar poblaciones enteras.

Te pongo un ejemplo, en los estados de Amazonas, Delta Amacuro, Apure y Barinas compraron a los caciques de los pueblos indígenas. Eso también lo sé por testigos presenciales. A esos indígenas fue la Revolución, que retomando sus costumbres ancestrales les permitió convertirse en Comunas con voz y voto y derechos plenos. Sin embargo, los chavistas olvidaron que desde antes de la llegada de Colón, la palabra de los caciques tiene para ellos un mandato que tiene que ver mucho con los conceptos de la democracia clásica. Y al final los indígenas beneficiados por primera vez en 500 años, votaron en contra de la Revolución Bolivariana, porque sus caciques, comprados por la oposición, les ordenaron votar por la MUD, a contrapelo con los beneficios recibidos por parte de la Revolución Bolivariana.

Hace unos días volví a leer una frase de Lenin que dice: “Los hombres han sido siempre, en política víctimas necias del engaño ajeno y propio y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase”. Y si además una de esas clases es la dueña del 80% de los medios de difusión masiva, el trabajo es mucho más fácil.

En conclusión, que como expresara nuestro Apóstol José Martí, en su magistral ensayo “Nuestra América”:

“¡los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete legua! Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.”

Texto original: https://edumatanzas.blogspot.com.es/2018/03/como-la-plata-en-las-raices-de-los-andes.html

Anuncios

3 pensamientos en “El Blog de Edu

  1. Pingback: El Blog de Edu — Blogs cubanos | Acerca de Cuba, por josepcalvet

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s